miércoles, 7 de diciembre de 2016

Concurso de Cuéntame un cuento 2016. Finalistas




"Aquellos que allí ves, respondió su amo, de los brazos largos, que los suelen tener algunos de casi dos leguas. Mire vuestra merced, respondió Sancho, que aquellos que allí se parecen no son gigantes, sino molinos de viento, y lo que en ellos parecen brazos son las aspas, que volteadas del viento hacen andar la piedra del molino. Bien parece, respondió Don Quijote, que no estás cursado en esto de las aventuras; ellos son gigantes, y si tienes miedo quítate de ahí, y ponte en oración en el espacio que yo voy a entrar con ellos en fiera y desigual batalla. Y diciendo esto, dio de espuelas a su caballo Rocinante, sin atender a las voces que su escudero Sancho le daba, advirtiéndole que sin duda alguna eran molinos de viento, y no gigantes aquellos que iba a acometer. Pero él iba tan puesto en que eran gigantes, que ni oía las voces de su escudero Sancho, ni echaba de ver, aunque estaba ya bien cerca, lo que eran; antes iba diciendo en voces altas: non fuyades, cobardes y viles criaturas, que un solo caballero es el que os acomete. Levantóse en esto un poco de viento y las grandes aspas comenzaron a moverse, lo cual visto por Don Quijote, dijo: pues aunque mováis más brazos que los del gigante Briareo, me lo habéis de pagar"
-------------------------------
Novela completa online:



"Hace algún tiempo en una tierra lejana, un joven príncipe vivía en un brillante castillo. Pese a tener todo lo que su corazón deseaba el príncipe era rudo, egoista y poco amable. Pero entonces, una noche de invierno una pobre anciana llegó al castillo y le ofreció una simple rosa a cambio de refugiarla del intenso frío. Asqueado por su menesterosa apariencia el príncipe desechó el regalo y le ordenó que se alejara pero ella le advirtió no dejarse llevar por las apariencias porque la belleza se lleva adentro. Y cuando la volvió a echar la fealdad de la anciana se evaporó para dar paso a una bella hechicera"



"En un agujero en el suelo, vivía un hobbit. No un agujero húmedo, sucio, repugnante, con restos de gusanos y olor a fango, ni tampoco un agujero seco, desnudo y arenoso, sin nada en que sentarse o que comer: era un agujero-hobbit, y eso significa comodidad.
  Tenía una puerta redonda, perfecta como un ojo de buey, pintada de verde, con una manilla de bronce dorada y brillante, justo en el medio. La puerta se abría a un vestíbulo cilíndrico, como un túnel: un túnel muy cómodo, sin humos, con paredes revestidas de madera y suelos enlosados y alfombrados, provisto de sillas barnizadas, y montones y montones de perchas para sombreros y abrigos; el hobbit era aficionado a las visitas. El túnel se extendía serpeando, y penetraba bastante, pero no directamente, en la ladera de la colina —La Colina, como la llamaba toda la gente de muchas millas alrededor—, y muchas puertecitas redondas se abrían en él, primero a un lado y luego al otro. Nada de subir escaleras para el hobbit: dormitorios, cuartos de baño, bodegas, despensas (muchas), armarios (habitaciones enteras dedicadas a ropa), cocinas. Comedores, se encontraban en la misma planta, y en verdad en el mismo pasillo. Las mejores habitaciones estaban todas a la izquierda de la puerta principal, pues eran las únicas que tenían ventanas, ventanas redondas, profundamente excavadas, que miraban al jardín y los prados de más allá, camino del río"



"Apolo le dijo a Cupido que él era el mejor lanzando flechas y Cupido, molesto por la arrogancia de Apolo, quiso vengarse de él. Para ello le lanzó una flecha de oro a Apolo, que causa amor inmediato; por el contrario, hirió a la ninfa Dafne (en griego laurel), que era hija del dios-río Peneo, con una flecha de hierro, que causa el rechazo amoroso.
Desde aquel momento el dios Apolo amaba a Dafne con una gran pasión, y la seguía a todas partes, pero ella lo esquivaba. En una ocasión en que Apolo perseguía a Dafne, ella fue a la montaña para evitarlo. Cuando Apolo estaba a punto de atraparla, ella le pidió a su padre que la ayudara y él la transformó en laurel, el primero que existió en el mundo. Convirtió su vientre en tronco, sus brazos en ramas y su pelo en una copa espesa de hojas, de sus pies salieron raíces y su rostro de convirtió en corteza"



"El monstruo apareció pasadas las doce de la noche. Como hacen todos los monstruos. 
Conor estaba despierto cuando el monstruo llegó. Acababa de tener una pesadilla. La que tenía tantas veces últimamente. La de la oscuridad y el viento y los gritos. La pesadilla en la que unas manos se escapaban de las suyas por muy fuerte que las sujetara. La que acababa siempre con... 
«Vete», susurraba Conor a la oscuridad de la habitación en elintento de que la pesadilla retrocediera, de que no lo siguiera al mundo del despertar. «Vete de una vez.»
Miró el reloj que su madre había colocado en la mesilla. Las 00.07. Muy tarde si al día siguiente había que levantarse para ir al colegio, tarde sobre todo para un domingo por la noche. 
No le había contado a nadie lo de la pesadilla. A sumadre, por razones obvias, pero tampoco a su padre cuando hablaban por teléfono cada dos semanas (más o menos) y, por supuesto, tampoco a su abuela, ni a nadie del instituto. Eso por descontado. 
Lo que sucedía en la pesadilla no tenía por qué saberlo nadie.
Conor miró adormilado su habitación y frunció el ceño. Algo se le estaba escapando. Se sentó en la cama, un poco másdespierto. La pesadilla lo iba soltando, pero había algo que nopodía precisar, algo diferente, algo...
Aguzó el oído intentando desentrañar el silencio, pero solo oyó los ruidos de la casa en calma; de vez en cuando el crujido de algún mueble en el desierto piso de abajo, o el roce de las mantas en la habitación de al lado, donde su madre dormía. 
Nada.
Y luego algo. Aquello que lo había despertado.
Alguien decía su nombre.
Conor"



"¿No sería maravilloso, Charlie, abrir una chocolatina y encontrar dentro un Billete Dorado? -Sí que lo sería, abuelo. Pero no tenemos ninguna esperanza -dijo Charlie tristemente-. Yo sólo recibo una chocolatina al año. -Nunca se sabe, cariño -dijo la abuela Georgina-. La semana que viene es tu cumpleaños. Tú tienes tantas posibilidades como cualquier otro"

2 comentarios:

Loly Rodriguez dijo...

Gracias Jorge Cubells , otro año mas has conseguido reunirnos a unos cuantos locos de las minis para que nos devanemos el "coco" he intentemos hacer unos trabajos tan buenos como los que se han presentado , viva la imaginación , y mi enhorabuena a todos .
Besos .
Loly Rodriguez

maria jesus andres dijo...

Yo tambien quiero agradecer a Jorge la organizacion del concurso...
Ha sido todo un reto participar.
Enhorabuena a todos, la competencia ha sido dura...
Saludos
Mariaje